viernes, 9 de febrero de 2018

Catedral de la Almudena en Madrid. Lugares para visitar en Madrid.



La Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Santa María la Real de la Almudena, es conocida simplemente como Catedral de la Almudena.



Es un templo catedralicio dedicado a la Virgen María bajo la advocación de la Almudena.

La catedral está situada en el centro histórico de Madrid; la fachada principal se encuentra frente al Palacio Real. La fachada del crucero mira hacia la calle de Bailén y el acceso a la cripta se realiza por la cuesta de la Vega, al final de la calle Mayor.
A diferencia de la mayoría de templos cristianos, de orientación este-oeste, la catedral tiene una orientación norte-sur, fruto de su concepción como parte integrante del conjunto del Palacio Real.




Se trata de un edificio de 102 metros de longitud y 73 de altura máxima, construido desde finales del siglo XIX a finales del XX, en diferentes estilos arquitectónicos: neoclásico en el exterior, neogótico en el interior y neorrománico en la cripta.
Fue consagrada el 15 de junio de 1993 por Juan Pablo II,  en su cuarto viaje a España, siendo la única catedral española consagrada por un papa.

Los orígenes de la catedral de la Almudena pueden situarse en la pequeña iglesia de Santa María de la Almudena, de origen tardomedieval, que se emplazaba a pocos metros de la actual catedral
El día 4 de abril de 1883 el rey Alfonso XII puso la primera piedra del nuevo edificio.



El 22 de mayo de 2004, se celebraron los esponsales del rey Felipe VI (entonces príncipe de Asturias) con Letizia Ortiz.
La catedral de la Almudena es una de las catedrales españolas más recientemente construidas, junto a la catedral de San Cristóbal de La Laguna de Tenerife y la catedral de María Inmaculada de Vitoria.




Materiales de construcción: La fachada, con tonos blancos y vetas rosadas está hecha con calizas micríticas veteadas de Portugal y la parte más ornamental de la portada está realizada con una caliza oolítica también portuguesa. A partir de 1911 se continuó trabajando con una piedra caliza proveniente de Novelda, provincia de Alicante, que posee tonos cremas.  La portada principal, con sus dos torres, es de granito, proveniente de Zarzalejo, en la comunidad de Madrid. Las únicas columnas de granito que posee el templo, situadas entre las dos torres de esta fachada principal, proceden de las canteras del municipio madrileño de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, donde sus canteros extrajeron esta roca berroqueña y las esculpieron en los años cincuenta.
  



Puedes estudiar Español en Madrid con un Instituto Cervantes

lunes, 22 de enero de 2018

El Oso y el Madroño

El escudo de Madrid es muy famoso y representa un oso intentando alcanzar las ramas de un árbol, un madroño. El emblema empezó a tomar forma a partir de 1212.

Al principio, solo incluía el oso, con las estrellas de las constelación de la Osa Mayor. Al igual que en la gran mayoría de los casos, el escudo se creó para distinguir a los caballeros madrileños en las campañas contra los musulmanes en Andalucía.

En aquella época, había muchos osos en las zonas cercanas a la ciudad. Una de las teorías es que el rey Alfonso XI cazó uno de esos animales y se adoptó como escudo como homenaje.

Al principio, era una torre la que aparecía junto al oso pero el árbol se añadió 10 años más tarde como símbolo del tratado firmado por el ayuntamiento y el clero católico con el que se consiguió zanjar las disputas que ambos estamentos mantenían en cuanto a derechos de campos y bosques. La Villa se quedó con los árboles y la iglesia con los sitios de pasto. Por eso, se decidió incluir el árbol en el escudo, que acabó siendo un madroño. ¿Por qué? No se conoce la razón exacta pero se sospecha que tiene mucho que ver con el hecho de que la palabra "Madroño" se parece a Madrid.

El Oso y el Madroño se han convertido en un auténtico símbolo de Madrid, sobre todo desde que colocó la famosa estatua en la Puerta del Sol. La escultura es de Antonio Navarro Santafé y es parte de la ciudad desde el 10 de enero de 1967.


martes, 14 de noviembre de 2017

La casa más estrecha de Madrid

Pedro Calderón de la Barca fue un escritor español del Siglo de Oro, conocido especialmente por sus obras de teatro. La casa en la que vivió y murió (el 25 de mayo de 1681) está en el número 61 de la calle Mayor de Madrid.

A pesar de la fama de su ilustre inquilino, suele pasar bastante desapercibida para los transeúntes, a pesar de la placa en su fachada. Sin embargo, la casa destaca por otro hecho curioso: con poco más de 4 metros de ancho, está considerada como la casa más estrecha de Madrid. Solo tiene dos plantas, teniendo una única vivienda en cada una, con capacidad para dos habitaciones a lo sumo. Sin duda, si no fuera por Calderón de la Barca, el edificio habría sido derrumbado desde hace tiempo.

En la fachada, se instaló un relieve con el busto de Calderón, añadiendo sus atributos como poeta, sacerdote y caballero de Santiago. Al cabo de algunos meses, se colocó a la izquierda del balcón de lo que fue piso principal la placa de mármol con la inscripción «Aquí murió D. Pedro Calderón».

jueves, 28 de septiembre de 2017

¿Por qué se les llama gatos a los madrileños? Leyendas de Madrid



¿Por qué se les llama gatos a los madrileños?


La historia se remonta a la Edad Media. El nombre de gatos viene por una hazaña obrada por un valiente soldado de las tropas de Alfonso VI allá por 1083. Varios reyes españoles habían intentado conquistar Mayrit (actual Madrid), sin éxito. Mayrit era una fortaleza militar musulmana de vital importancia estratégica y táctica, en la época en la que Toledo era la capital. En tiempos de Alfonso VI se consiguió tomar Mayrit.

Las tropas cristianas se plantaron ante la ciudad musulmana amurallada, en silencio para no llamar la atención. Alfonso llevó sus tropas hasta la fortificación amurallada de Mayrit, la sitió y se preparó para la batalla. Muy pronto se dio cuenta de que tomar la ciudad sería una tarea más dificultosa de lo que esperaba inicialmente.
Cuando se pensaba cómo acometer la hazaña, le presentaron a un muchacho al que llamaban “gato” por su agilidad y destreza para escalar muros que otros no podían.


Ese soldado, utilizando tan solo una daga, comenzó a escalar la pared con una agilidad sorprendente.
Usando una daga comenzó a perforar pequeños agujeros entre los ladrillos del muro y, trepando como un felino, consiguió acercarse sigilosamente hasta una torre de vigilancia. Detrás de él fueron los soldados, quienes silenciaron a los guardias y después lanzaron un ataque sorpresa.

Una vez arriba quitó la bandera árabe y puso la cristiana. Gracias a él las tropas españolas pudieron reconquistar la ciudad. Al soldado que escaló la muralla le empezaron a apodar “Gato, y posteriormente a su familia también.


Con el paso del tiempo el término “gato” identificó, primero, a cualquier persona valiente de Madrid, y finalmente su significado se extendió para abarcar a cualquiera que hubiera nacido en la ciudad.
Con el paso de los años, se convirtió en un apellido de los más ilustres de la ciudad, y más tarde se acabó empleando para denominar a cualquiera que hubiese nacido en Madrid.

Durante muchos siglos, los descendientes de la familia Gato incluyeron una daga y un muro en su escudo de armas, en homenaje al “Gato” original.



Academia de Español Paraninfo
C/ Princesa, 70 1º
28008 Madrid
Phone number +34 91 543 31 39

Cursos de inglés en Madrid. Paraninfo.